Ensayo sobre la ceguera: Reseña

Sin duda alguna, mi libro favorito de todos los tiempos es Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago. El argumento es simple: en una ciudad cualquiera, un día cualquiera, una epidemia de ceguera blanca se extiende por todos y cada uno de los habitantes de dicha ciudad, excepto una mujer, que es la esposa del primer ciego reportado, y que desde ese momento tendrá el papel de guía y narradora, pues será el único par de ojos que tendremos para conocer los horrores de un mundo en el que creen que nadie puede ver lo que hacemos.

La historia se desarrolla alrededor del grupo que forman los personajes alrededor de la esposa del primer ciego, y cuenta con todos los elementos típicos de los apocalipsis y las decadencias sociales, como violencia, injusticia, peligro y muerte; y aunque estos detalles morbosos se tornan cada vez más interesantes, conforme vamos descubriendo distintos espacios de la ciudad, las consecuencias prácticas de un fenómeno de ceguera colectiva no son lo más interesante que ofrece este libro.

El planteamiento filosófico abarca muchos más temas de la naturaleza humana que se le daban tan bien al Nobel de literatura, como la decadencia del espíritu humano, el egoísmo y la incapacidad para entender y comunicarnos con la alteridad que nos rodea. Solo la mujer del primer ciego (que nunca recibe un nombre propio), al estar en contacto directo, crudo y sin filtros, con una civilización que se cae a pedazos a su alrededor, logra entender que solo el contagiarse de ese mismo padecimiento la hará liberarse del suplicio de ser la única que ve en un mundo de ciegos.

Si nunca has leído a Saramago, y si te gusta explorar los distintos matices del espíritu humano, por más atroces que parezcan, debes leer este libro. No solo es un tratado de todos los espantos que día con día estamos obligados a ver en una sociedad que nunca parece salir de su crisis, sino también de todo aquello que, por conveniencia o voluntad propia, decidimos hacer de cuenta que no vemos, para conservar un poco la efímera felicidad de nuestra cotidianidad.

Cambio y fuera.

~kosmografo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s