Bitácora kosmonauta, semana 11.17

habitus

Así, de la nada, solo porque sí, sin buscarlo ni proponérmelo, una nueva aventura laboral se me ofrece. Debe ser una buena oportunidad, por cómo se dieron las cosas. Es un proyecto sumamente interesante (me encanta la investigación, y más sobre la cultura política… solo habría que añadirle lo visual para que fuera perfecta), un buen ambiente de trabajo hasta ahora, y una excelente oportunidad para adquirir un montón de experiencia.

Quiero dar mi mayor esfuerzo, me gusta mucho hacer investigación aplicada, me siento motivado y optimista. Solo tengo muchas ganas de seguir aprendiendo.

Por algo han de pasar las cosas. Nunca he sido supersticioso, pero tal vez es hora de aprender a leer un poco mejor las señales del universo. Por ejemplo, el otro día que ibamos a Santa Fe (donde serán las nuevas oficinas), en el Uber, entró una mariquita por la ventana y me cayó en el brazo. Luego voló y se fue a parar en la rodilla de Moisés. Y todo salió bastante bien, les gustó mucho el trabajo realizado hasta ahora.

Espero que pronto haya oportunidad de bajar a campo, solo yo sería muy feliz si me permitieran hacer investigación audiovisual a nivel campo… Uff, estaría genial.

No quiero adelantarme. Solo quiero ver y disfrutar cómo se van dando las cosas. Parece que al fin los buenos tiempos van a comenzar. Ya se estaban tardando… Digo, no es que la haya pasado del todo mal últimamente. Ha sido un buen último año y medio, me siento como si empezara de nuevo, como si fuera necesaria empezar a dejar ir lo viejo que nos retenía, esas viejas actitudes, esos viejos prejuicios…

Aprovechar al máximo las oportunidades y disfrutar de las afortunadas circunstancias de la vida. Todo es un aprendizaje incesante. Hay que aprovecharlo.

tribe

Hoy se fue mi hermanita. Vino casi dos semanas para que la operaran de la mano izquierda, por su problema de artritis reumatoide. La verdad es que me llenó de gozo el corazón ver su optimismo, su gran corazón, y sus enormes ganas de disfrutar de la vida. Me inspiró profundamente a seguir trabajando, luchando por ser feliz, por estar bien, por disfrutar de la vida.

Aunque no pude verla tanto como me hubiera gustado (justo al día siguiente que llegó yo empecé a trabajar en este nuevo proyecto… o sea, ni siquiera pude ir a verla al hospital), disfruté mucho tenerla acá conmigo estos días, y que llenara nuestra casa de esa luz que tanta falta le hacía. Es más, llegó ella y se quitó la lluvia. O al menos, así recuerdo yo que pasó…

#kOS3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.