Bonita pareja

Llevaba en la mano sudada el recorte viejo del periódico, la única prueba tangible de su existencia. No despegaba la vista de la entrada del restaurante, ansiosa, aunque todavía faltaban algunos minutos para que dieran las seis. Esperaba encontrar a ese hombre de doscientos kilos, feo, de 37 años, que aceptaba “madre soltera para fines matrimoniales”.

Aunque Diana no tenía hijos, al abrir el periódico en la página de anuncios calificados, sección avisos personales, dispuesta a que un desconocido le ayudara a alejar la soledad que la embargaba, la profunda meditación la hizo descartar al “joven aventurero de 18 años, guapo, buscando compañera para diversión”, al “joven de 28 años, profesionista, ojos de color” y al “chico solitario bien parecido”, convencida de que si éstos eran sinceros, les faltaba modestia, y si mentían, su apariencia real estaría lejos de la descripción, además de que jamás podría esperar que le dijeran la verdad. “Prefiero uno feo y gordo, pero modesto y que no me mienta”, pensó. Entonces vio entrar a un joven vestido con un saco gris y pantalón de vestir, rubio, ojos azules, sonrisa perfecta, y los ojos se le desviaron de la puerta hacia sus zapatos lustrosos y recorrieron el cuerpo del especimen masculino hasta la punta del último cabello brillante. La sorpresa de Diana fue ver en el bolsillo de su saco la rosa blanca que habían acordado llevar a su cita para reconocerse, y no pudo fingir la indiferencia planeada cuando él se sentó frente a ella y saludó con su radiante sonrisa.

-Hola. Soy Rodrigo. Tú debes ser Diana, ¿cierto?
-Sí… -apenas pudo articular el monosílabo.
-¿Sorprendida?
-Pues, la verdad… esperaba que fueras…
-¿Cómo?¿Gordo y feo?
-Pues… sí.
-Qué va. Busco a una mujer que no se deje llevar por las apariencias, por eso mentí en la descripción. Tú fuiste la única que contestó… Gracias.
-No… No hay por qué.

Él insistió en conocer todo de su vida. Tenían mucho en común. Bebieron vino. Comieron una ensalada, y fumaron un cigarrillo. Después, fueron a bailar, y ya en la madrugada, Rodrigo se ofreció a llevarla a su casa en su flamante coche, y ella lo invitó a entrar. Fue el mejor sexo que Diana hubiese tenido en su vida.

(…)

Rodrigo se retrasó un poco por los nervios. Al final, decidió no seguir el consejo de su amigo Ignacio y acudir al restaurante. Si ella había llamado, a pesar de la fiel descripción que se arriesgó a publicar, era porque de verdad no le importaban sus doscientos kilos y su fea cara. “O tal vez quiera burlarse de ti”, le dijo Ignacio. Tomó un baño, se afeitó, se peinó, se perfumó. Llegó al restaurante, pero desde la puerta distinguió el porte elegante de Ignacio, “¿Qué hace él aquí?”, se preguntó.

Frente a él, una mujer joven, de cabello castaño, ojos grandes, lucía como prendedor en su blusa una rosa blanca. Era ella. Rodrigo sacó la flor de su bolsillo y la tiró al suelo, pisoteándola. El engaño de su amigo lo había lastimado, sí… pero pensó que sería mejor así. Ellos formaban una bonita pareja. ¿Cómo se vería una mujer hermosa y delgada como Diana al lado de un enorme y nada agraciado hombre como él? Vio que se disponían a marcharse, Ignacio y Diana, así que dio media vuelta, se secó la humedad de los ojos y regresó a casa. Abrió las válvulas de gas de la estufa, y un par de horas después, cuando el aire ya era muy denso, alcanzó la caja de los fósforos. “Sí… se veían bien juntos. Serán una bonita pareja”.

(FIN)

Anuncios

Un comentario sobre “Bonita pareja

  1. qué te puedo decir?? muy bueno… me gustó mucho… de lo tuyo ha sido de lo que más me ha gustado… tiene de todo… un tanto de traición, creas expectativas ante la tan esperada cita… esperanzas de que al final ella se quedara con el hombre gordo y feo… jaja.. porque hubiera sido bueno, para variar. Y al final… subitamente… llega la paz… de manera turbulenta, pero paz… me gustó…saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s